Historia de la Asociación

La Asociación Enólogos de Rioja nació en 1965 bajo el nombre de “Agrupación Provincial de Enólogos”. Su creación fue propiciada por un grupo de profesionales del sector vitivinícola, que sintió la necesidad de agruparse para solucionar sus problemas y fomentar este sector.
En sus inicios, la Asociación contaba con 79 Enólogos procedentes de diferentes regiones de la zona norte de España y que eran Álava, Burgos, Guipúzcoa, Logroño, Navarra, Palencia, Santander, Soria, Valladolid y Vizcaya.

El Presidente fundador fue el prestigioso D. Antonio Larrea Redondo, que durante varios años realizó una gran labor para impulsar dicha Agrupación en los ámbitos regional, nacional e internacional. A su vez, la Agrupación Provincial de Enólogos formaba parte de la Agrupación Nacional de Enólogos, donde estaban representadas todas las Agrupaciones provinciales existentes en ese momento. Dentro del Grupo Nacional de Enólogos existía una comisión permanente que coordinaba y gestionaba todas las actividades que se realizaban en cada Agrupación Provincial, y ésta, a su vez, estaba integrada en la “Unión Internacional de Enólogos”.

En 1972, y bajo la presidencia de D. Gerardo Sáenz de Cabezón Álvarez, la Agrupación Provincial de Enólogos realiza las gestiones oportunas frente a las Autoridades Provinciales para convencerlas de la necesidad de crear un Centro de Estudios donde se impartieran las materias de Viticultura, Enología y Formación Profesional de 1° y 2° grado, recientemente creadas por el Ministerio de Educación y Ciencia.

En la actualidad la Asociación Enólogos de Rioja consta de más de 400 Asociados, entre numerarios y adheridos y su ámbito territorial se extiende a las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y País Vasco. Se rige por los Estatutos elaborados en el año 1987 y actualizados en el año 2004, al amparo del artículo 22 de la Constitución Española, dentro de la Ley 19/77 de 1 de Abril, así como por la Ley Orgánica 11185 de 2 de Agosto de Libertad Sindical.
Esta Asociación queda integrada en la Federación Española de Asociaciones de Enólogos (FEAE), que engloba a todas las Asociaciones de Enólogos de las diferentes Autonomías de España. A su vez, la FEAE forma parte de la Unión Internacional de Enólogos (UIAE), organismo al que pertenecen diferentes países relacionados con el sector vitivinícola (Francia, Italia, Alemania, Suiza, etc…).

La Asociación Enólogos de Rioja tiene unos objetivos muy concretos y que, fundamentalmente, son los de obtener el reconocimiento legal de las actividades profesionales de los Enólogos, su titulación, su protección jurídica y cualquier otra actuación que redunde en beneficio de sus miembros y de la propia Asociación.

Además la Asociación Enólogos de Rioja también pretende fomentar, organizar y participar en cualquier coloquio, seminario, congreso, centro de investigación o cualquier otra actividad relacionada con el sector vitivinícola, tanto por sí misma como en colaboración con terceras personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas, Nacionales o Internacionales.

Junto a todo esto, la Asociación tiene una serie de órganos que rigen y administran su funcionamiento; esos órganos son la Junta Rectora y la Asamblea General de Socios. La Junta Rectora está constituida por Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales. El Presidente de la Asociación es su representante legal que ejecuta los acuerdos adoptados por la Junta Rectora y por la Asamblea General.

Una vez concluido en las tres Comunidades Autónomas en las que se extiende la Asociación los procesos de habilitación para el ejercicio de las profesiones de Enólogo, Técnico Especialista en Elaboración de Vinos y Técnico Especialista en Vitivinicultura, la mayor parte de los socios actuales y futuros quedarán equiparados entre sí y con el resto de los Enólogos españoles y europeos, abriéndose unas nuevas posibilidades de futuro para la Asociación hacia la constitución o integración en entidades netamente profesionales, como pueden ser los Colegios Profesionales de Enólogos. En manos de los Asociados a la A.E.R. está ahora el desarrollo de estos nuevos retos.